El peso mexicano se depreció el martes 0.65%, según el precio final del Banco central, afectado por coberturas de posiciones tras una fuerte carrera alcista, que hasta el viernes pasado había representado un avance de 6.41% frente al dólar en lo que va del 2011.

La moneda retrocedió 7.44 centavos, a 11.5739 unidades por dólar.

En la jornada el tipo de cambio spot osciló en un rango de 11.5090 y 11.5939 unidades por billete verde.

"El mercado está un poco incierto con cuál va ser el efecto de este tema de Bin Laden, no sabemos qué va a pasar y el mercado está usándolo un poco para tomar utilidades después del gran rally que se vio la semana pasada", dijo Alejandro Martínez, estratega de deuda y moneda de HSBC.

Muchos especialistas habían advertido que la toma de utilidades era un requisito para que la moneda mexicana pueda intentar un mayor avance, por debajo de los 11.50 por billete verde.

"Vamos a seguir viendo un peso fuerte, son correcciones que se dan, no es un camino en línea recta para llegar a ciertos niveles", agregó Martínez.