El peso operaba el martes en sus peores niveles desde el 20 de enero, presionado por temores sobre la capacidad de España para afrontar su pesada deuda y la prolongada desazón del mercado sobre el panorama económico de Estados Unidos.

El tipo de cambio spot operaba en 13.1674 unidades por dólar, con un retroceso de 1.62% o 21.28 centavos, frente a los 12.9546 pesos del precio de cierre del lunes.

La Comisión Europea elogió una serie de nuevas medidas de austeridad anunciadas por Madrid para el presupuesto del 2012, aunque los comentarios no ayudaban a frenar el alza en los rendimientos de la deuda española.

"España tiene no solamente una necesidad de financiamiento sino el mercado español, el tamaño de la deuda, es extremadamente preocupante", comentó Enrique Alvarez, jefe de análisis de IDEAGlobal en Nueva York.

Las dudas sobre España agudizaban la decepción del mercado frente a las más recientes cifras sobre el empleo en Estados Unidos, el mayor socio comercial de México.

En un contexto global enrarecido, el mercado seguía elevando las apuestas por una nueva ronda de medidas de estímulo monetario de parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, aunque se espera que el ajuste en las posiciones de riesgo continúe hasta tener anuncios concretos.