El peso operaba errático la mañana de este viernes previo a la reunión de los siete países más ricos del mundo (G7) este fin de semana donde se espera que sus líderes presionen al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que retire los aranceles impuestos al acero y al aluminio.

La moneda mexicana cotizaba en 20.4575 unidades por dólar a las 8:34 horas, con una ganancia del 0.13% frente a las 20.4850 pesos por billete verde del precio de referencia de Reuters del jueves. En operaciones más temprano, se depreció hasta los 20.6505 unidades por divisa estadounidense. 

El dólar libre inició la sesión con una ligera baja de siete centavos respecto al cierre previo, para venderse hasta en 20.83 pesos y comprarse en un mínimo de 19.30 pesos en bancos de la Ciudad de México.

En opinión de Banco BASE, las recientes pérdidas del peso están relacionadas con un incremento en la aversión al riesgo en los mercados financieros globales, lo que ha causado una disminución en la demanda por divisas de economías emergentes.

Agregó que el regreso de la aversión al riesgo se debe a que a que el día de hoy iniciará la reunión de dos días del G-7, integrado por Estados Unidos, Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, en donde se espera se aborden temas comerciales, particularmente el proteccionismo de Estados Unidos.

Ayer jueves, el representante de comercio de EU, Robert Lighthizer, dijo que todavía existe la posibilidad de que se alcance un acuerdo del TLCAN después de las elecciones en México. Sin embargo, hace unos momentos Trump reiteró que abandonará el tratado si no se logra una renegociación exitosa, señaló.

La institución financiera destacó que en la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 20.40 y 20.70 pesos por dólar en cotizaciones interbancarias a la venta.

El dólar ampliaba ganancias pero se dirigía a anotar su mayor declive semanal en más de dos meses, mientras monedas de refugio como el yen y el franco suizo se apreciaban en momentos en que los mercados activaban el modo "espera y vigilancia" antes de una semana plagada de eventos relevantes.

Si bien el índice dólar, que mide al billete frente a una canasta de otras seis monedas relevantes, subía 0.4% a 93.76 puntos, la divisa se encaminaba hacia su mayor caída semanal desde fines de marzo.

Las disputas comerciales entre Estados Unidos y sus principales socios en el centro de la atención llevaban al peso mexicano y al dólar canadiense a anotar fuertes caídas, en momentos de mucha tensión también en la negociación de una actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre los tres países.

Las divisas de alto retorno operaban todas en baja, y sólo el franco suizo y el yen -considerados activos de refugio- subían en la jornada.

(Con información de Notimex)

erp