El peso mexicano entraría dentro de un ambiente de movimientos volátiles en los próximos días, pues en el mercado de futuros de Chicago los inversionistas aumentaron sus posiciones en contra de la moneda nacional al pasar de 4,951 a 9,688 contratos al cierre de la semana del 29 de marzo.

La perspectiva de un mayor endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos para el cierre del segundo trimestre del año sería la causa principal, donde los participantes del mercado comienzan a especular con la posible alza de la tasa de referencia de la Reserva Federal (Fed).

Los analistas del mercado de cambios estiman ligeros avances en las cotizaciones del tipo de cambio peso-dólar, con la posibilidad de que regrese a la zona de los 18.90 pesos por dólar.

Nuevo récord en el año

En las operaciones del viernes pasado, la paridad peso-dólar finalizó en un precio de 18.66 pesos por billete verde en operaciones al mayoreo, alcanzando un nuevo nivel mínimo de en lo que va de este año. Comparado con el cierre anterior (18.760 pesos), resultó una apreciación de 0.53%, equivalente a una ganancia de 10 centavos, mientras las negociaciones al menudeo (ventanilla bancos) se encuentra por debajo de los 19 pesos por billete verde, es decir cotiza ya en 18.95 pesos por dólar.

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller, dijo que de acuerdo con la evolución de los datos económicos estadounidenses, principalmente del PIB y empleo, existe la posibilidad de que en junio realice un nuevo aumento en los réditos de EU.

Mencionó que el ataque de EU en Siria y el deterioro en las relaciones con Rusia generaron un aumento temporal en la demanda de activos de refugio; sin embargo, el tipo de cambio no registró presiones alcistas.

Anticipó que el menor número de indicadores económicos relevantes, la posibilidad de que se susciten otros eventos geopolíticos que aumenten la aversión al riesgo y la baja liquidez por Semana Santa, podría generar episodios de alta volatilidad en el mercado cambiario.

Siller pronosticó que las cotizaciones del tipo de cambio comenzarían a presionarse nuevamente, con la perspectiva de observarse nuevamente cotizaciones cercanas a los 19 pesos por dólar.

Coyuntural

El subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, destacó que el aumento del tipo de cambio sería coyuntural, pues no existen eventos importantes que pudieran cambiar la tendencia del mercado.

Adelantó que en el corto plazo, el tipo de cambio peso-dólar mantendrá cotizaciones entre 18.50 pesos como nivel mínimo y 19 pesos por dólar como cotización máxima.

[email protected]