El tipo de cambio peso-dólar marcará nuevos máximos históricos en los próximos días, con el pronóstico de que una vez que Donald Trump tome posesión como presidente de Estados Unidos (EU), las cotizaciones alcancen niveles de 22.50 pesos por dólar.

El tipo de cambio peso-dólar hacia el cierre de las operaciones de este lunes concluyó en un precio de 21.6925 pesos por dólar en operaciones al mayoreo, con respecto a las últimas operaciones de la jornada anterior (21.5820 pesos), resultó una depreciación de 0.51 por ciento.

Con relación a las negociaciones al menudeo (ventanilla bancos), las cotizaciones se ubicaron nuevamente por arriba de los 22 pesos por billete verde al finalizar en 22.05 pesos por dólar, luego de que el viernes pasado se observara un valor de 21.80 pesos.

En las negociaciones el dólar estadounidense ganó terreno de manera generalizada ante una mayor cautela entre los participantes del mercado a escasos cuatro días de que Trump inicie oficialmente su periodo presidencial este viernes 20 de enero.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recorto el crecimiento de la economía de México para el 2017 y el 2018. El FMI espera un aumento del PIB de 1.7% para este año, luego de la estimación inicial de 2.3%, mientras para el 2018 se prevé un aumento de 2 por ciento.

El analista económico senior de CIBanco, James Salazar, comentó que el tipo de cambio peso-dólar se desarrollará dentro de un ambiente de fuertes presiones alcistas, con la perspectiva de superar nuevamente los 22 pesos por dólar.

Destacó que hay amplias posibilidades de que la moneda mexicana registre nuevos niveles récord, pues antes de la toma de posesión de Donald Trump las cotizaciones podrían elevarse hasta mostrar operaciones cercanas a los 22.50 pesos por dólar.

Salazar mencionó que durante este primer trimestre, el tipo de cambio peso-dólar mantendrá cotizaciones altas, con la perspectiva de marcar un nuevo piso, pues las negociaciones se espera que se ubiquen por arriba de los 22 pesos por dólar.

Esperan nueva alza

Por su parte, el subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, indicó que el Banco de México (Banxico) incrementaría nuevamente su tasa de interés de referencia, y no para apoyar al peso, sino para contrarrestar las presiones inflacionarias.

En ese sentido, el experto dijo que espera que Banxico aumente su tasa de referencia en 25 puntos base para ubicarla en 6.0%, esto sería en la reunión del 9 de febrero del presente año.

El analista de Santander señaló que los Bonos M a plazo de 10 años comenzaron a descontar esa expectativa, al llegar a una tasa de interés de 7.60%, es decir 15 puntos base por arriba de los niveles registrados a principios de 2017.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx