El peso mexicano liga ya cuatro días de recuperación frente al dólar estadounidense, acumulando una apreciación de 3.9% en dicho periodo.

Lo anterior porque existe optimismo entre inversionistas de que la Reserva Federal (Fed) no subirá su tasa de interés de referencia hasta junio, por la inexistencia de riesgos inflacionarios en Estados Unidos.

El tipo de cambio peso-dólar alcanzó un precio mínimo de 19.6111 pesos por billete verde en operaciones intradía.

Sin embargo, hacia el cierre de las negociaciones de la penúltima jornada de la semana, finalizó en un precio de 19.6390 pesos por dólar al mayoreo que, comparado con las últimas transacciones de la sesión previa (19.8895 pesos), significó una apreciación de 1.26 por ciento.

En lo que va del año la moneda mexicana registra una recuperación frente a la divisa estadounidense de 4.85 por ciento.

Incluso, desde el discurso de toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, reporta una apreciación de 10.45 por ciento.

En relación con las operaciones al menudeo (ventanilla bancos), las cotizaciones se encuentran en 20 pesos por billete verde, con amplias posibilidades de que para los siguientes días se vean precios por debajo de ese nivel.

Crudo ayuda

La paridad peso-dólar también está reaccionando positivamente al aumento del precio del petróleo, pues el crudo referencial de Estados Unidos, West Texas Intermediate (WTI), reporta un avance de 1.83% para alcanzar un precio de 54.57 dólares por barril.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx