El peso mexicano continúa con la apreciación que ha tenido durante la jornada del lunes, ante las expectativas de una recuperación económica y a la par que los principales índices bursátiles tanto en México como en Estados Unidos.

La moneda tuvo un cierre reportado por el Banco de México de 23.7350 pesos por dólar, que significa una mejor posición en 1.16% o 27.80 centavos, esto respecto al cierre del viernes anterior en 24.0130 pesos por billete verde.

En el mercado electrónico el peso mexicano había tenido una apertura con fortaleza, impulsado por la reapertura de economías y el avance de resultados prometedores de una vacuna contra el coronavirus.

A las 5:00 de la tarde, hora de Ciudad de México, el tipo de cambio se encuentra en 23.7946 pesos por dólar, lo que representa una depreciación de 0.25% respecto al cierre de Banxico.

La directora de análisis del Banco Base, Gabriela Siller, dijo que, de continuar el avance, el peso podría sufrir en los próximos días un cambio de tendencia, en caso de perforar los soportes técnicos ubicados en 23.25 y 22.85 por dólar.

“Para revertir esta tendencia, uno de los principales factores sería una mayor estabilidad en el tipo de cambio”, aseguró Jesús López, subdirector de análisis económico de Banco Base, así como una disminución en la percepción de riesgo sobre el país y mayor claridad en las perspectivas económicas, “que no es el caso en el corto plazo”, fustigó. Indicó que la volatilidad en el tipo de cambio está cercana al 22 por ciento, más del doble que la del año pasado, “difícilmente vamos a ver un regreso de capitales al país, al menos en el corto plazo”.

 

rrg