El peso mexicano presentó una depreciación cercana a 0.5% durante la semana previa, luego de la declaraciones realizadas por la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, en relación a que es necesario subir la tasa de referencia para evitar ajustes abruptos de la política monetaria en el futuro.

En ese contexto, el tipo de cambio peso-dólar alcanzó un precio de 16.6725 pesos por billete verde en negociaciones interbancarias hacia el cierre de las operaciones de viernes pasado, mientras las cotizaciones al menudeo (ventanilla bancos) concluyeron en 16.95 pesos por dólar.

Los comentarios realizados por Janet Yellen confirman el pronóstico de alza de la tasa de interés de referencia para la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, la cual está prevista para el 16 de diciembre.

El viernes pasado se anunció la cifra de la nómina no agrícola de noviembre en Estados Unidos, misma que mostró la creación de 211,000 nuevas plazas, superando los pronósticos de los analistas económicos del sector privado.

El dato económico positivo laboral de Estados Unidos viene a respaldar el eminente comienzo de la normalización de la política monetaria estadounidense, es decir, previsiblemente se espera un incremento de 0.25 puntos para ubicar la tasa en 0.50 por ciento.

Sin embargo, la mayoría de las divisas finalizaron con una apreciación semanal frente al dólar debido a que los estímulos anunciados estuvieron por debajo de las perspectivas de los analistas del mercado cambios.

[email protected]