La divisa mexicana se recuperó frente a la divisa estadounidense al mostrar una apreciación de alrededor de 1.40%, equivalente a una revaluación de 26.65 centavos, para alcanzar un precio de 18.7380 pesos por dólar.

La recuperación del peso mexicano se explicó en parte por el ánimo que hay entre los inversionistas de que el presidente Donald Trump podría encontrar dificultad para avanzar en la aprobación de sus políticas públicas propuestas en campaña.

Además, está reaccionando a la inexistencia de eventos importantes en el contexto internacional, sobre todo provenientes de Estados Unidos, aunque el mercado está esperando el anuncio de la política monetaria del Banco de México (Banxico).

La paridad peso-dólar no reaccionó a la entrega oficial que hizo Reino Unido a la Unión Europea de una carta que notifica la intención de abandonar su membresía después de cuatro décadas, iniciando un periodo de dos años de negociaciones antes de que finalice el proceso del Brexit.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, comentó que, en los últimos dos días de la semana, el tipo de cambio peso-dólar mantendrá cotizaciones estables, aunque la tendencia va a depender mucho de lo que realice el Banxico con su política monetaria.

En ese sentido explicó que de no existir un incremento en la tasa de referencia de Banxico el tipo de cambio podría presentar negociaciones cercanas a los 19 pesos por dólar; sin embargo, de incrementarla en 0.25 puntos para llevarla a 6.50%, las cotizaciones se ubicarían en niveles de 18.75 pesos.

Sin embargo, el especialista adelantó que en el mercado de cambios se está comentando que el banco central aumentaría sus réditos hasta 50 puntos base, de confirmarse este acontecimiento, la paridad peso-dólar mostraría un precio cercano a los 18.50 pesos.

Escenario favorable

El analista del Mercado de Cambios de MetAnálisis, Mario Copca, destacó que el escenario del peso para los próximos días es de cotizaciones estables, con rango de negociación entre 19 pesos por dólar como nivel máximo y 18.50 pesos por dólar como precio mínimo.

Dijo que la salida oficial del Reino Unido de la Unión Europea no generó movimientos volátiles en la paridad cambiaria, debido a que los inversionistas están más concentrados en lo que hará Banxico con su política monetaria, donde se esperaría un aumento de un cuarto de punto en la tasa de referencia.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx