El peso terminó este lunes con una ligera depreciación de 0.27% o 5.3 centavos, cotizando alrededor de 19.60 pesos por dólar, de acuerdo con Banco Base.

A decir de la entidad financiera, la sesión se caracterizó por una baja liquidez en el mercado cambiario debido a que en Estados Unidos los mercados financieros permanecieron cerrados por la conmemoración del Día de los Caídos.

Ante la escasa información económica en México, la depreciación del peso estuvo relacionada con la caída del real brasileño, que terminó con una pérdida de 2.12% cotizando en 3.73 reales por dólar.

El real perdió terreno frente al dólar luego de que el día de ayer el presidente Michel Temer, anunciara el fin de la huelga de los camioneros, quienes se habían pronunciado en contra del incremento en los precios del diésel ante la liberalización de los precios al mercado internacional.

Por otra parte, medios informaron que la ministro de relaciones exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, viajará a Washington esta semana para continuar con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Base previó que las tensiones comerciales entre los países miembros del acuerdo podrían incrementarse si el próximo viernes 1 de junio entran en vigor los aranceles a la importación de acero y aluminio de Estados Unidos, provenientes de México y Canadá.

De confirmarse lo anterior, el tipo de cambio alcanzaría niveles por arriba de 20 pesos por dólar en el corto plazo, toda vez que la aplicación de dichos aranceles podría disminuir la posibilidad de que se alcance un acuerdo este año.

En este contexto, sucursales bancarias capitalinas vendieron el dólar hasta en 19.96 pesos, con la variación marginal de un centavo más respecto al cierre del viernes pasado, y lo adquirieron en un mínimo de 18.40 pesos.