El peso mexicano se apreció el lunes ante un debilitamiento generalizado del dólar, mientras la bolsa de valores ganó marginalmente a medida que los inversionistas toman posiciones a la espera de los reportes trimestrales del segundo trimestre.

Analistas mencionaron que se anticipan buenos resultados para las empresas del sector financiero, el de telecomunicaciones y las Fibras, en tanto que los sectores de bebidas, alimentos, aerolíneas y autopartes, registrarían un menor desempeño.

La moneda, que acumula cuatro semanas de ganancias, culminó en 18.825 por dólar, con un alza de 0.32%, o 6.0 centavos, frente a los 18.885 del precio de referencia de Reuters del viernes.

El dólar retrocedió luego de registrar su mejor avance semanal en un mes.

El peso recortó sus ganancias tras la publicación de las perspectivas para la economía mundial de Fondo Monetario Internacional (FMI) en donde se señalaron riesgos a la baja para el crecimiento económico como consecuencia del proteccionismo comercial, dijo Banco BASE en un reporte.

"La previsión de crecimiento (para México) en 2018 se mantuvo sin cambios en 2.3%, aunque la expectativa de crecimiento para 2019 fue ajustada a la baja de 3 a 2.7%, lo cual se debe a la incertidumbre sobre el futuro del TLCAN y la nueva administración federal", dijo.

En el mercado accionario, el referencial índice S&P/BMV IPC, ganó un 0.10% a 48,454.21 puntos, con un volumen de 107.9 millones de títulos negociados.

El avance del lunes estuvo encabezado por las acciones del gigante de medios Televisa que avanzaron un 3.08% a 79.39 pesos.

En el mercado local de bonos, el rendimiento de los papeles a 10 años sumó dos puntos base a 7.79%, mientras que la tasa de 20 años subió cuatro a 7.99 por ciento.