El peso mexicano se depreció el lunes luego de haber registrado tres jornadas de ganancia, mientras que la bolsa subió por tercera sesión consecutiva impulsada por compras de inversores extranjeros que redujeron su exposición a títulos estadounidenses, dijeron analistas.

El fracaso del presidente Donald Trump para impulsar una reforma a la ley de salud aumentó las dudas sobre su capacidad para cumplir su ambiciosa agenda económica, presionando a los mercados de ese país que habían subido apoyados en las promesas de un mayor gasto público.

El Banco de México (Banxico) informó que la moneda local culminó en 18.8700 por dólar.

NOTICIA: Petróleo cierra en baja en Nueva York; apenas sube en Londres

En las últimas tres sesiones, el peso se apreció un 1.8%, en una racha que lo llevó a tocar el viernes los 18.749 por dólar, su mejor nivel desde inicios de noviembre, antes de la victoria electoral de Trump.

Si bien los analistas atribuyeron el declive del lunes a un respiro en el mercado cambiario, dijeron que más tarde el peso podría beneficiarse del revés sufrido por el Gobierno Trump.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), cerró en 49,312.99 puntos, con un avance del 0.47%, después de que los principales índices de Wall Street tocaron sus niveles más bajos en seis semanas.

En cuanto a los bonos, el rendimiento a 10 años avanzó cuatro puntos base al 7.09% mientras que la tasa a 20 años subió cinco, al 7.44 por ciento.

NOTICIA: BMV logra nuevo máximo histórico de 49,312 unidades

mfh