El peso mexicano se depreció el jueves golpeado por el incremento de la aversión al riesgo en medio de la tensión entre Estados Unidos y sus principales socios comerciales, mientras que la bolsa subió por compras de oportunidad.

Analistas dijeron que la mira de los inversores está puesta en la cumbre del G-7 esta semana, en Canadá, ante el escenario de un posible enfrentamiento entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y sus aliados sobre el tema del libre comercio.

La moneda local cotizaba en 20.5000 por dólar a las 20:25 GMT, con un retroceso del 1.0% frente a lo 20.2980 pesos del precio de referencia de Reuters del miércoles.

El peso llegó a caer hasta 20.6500 unidades, su peor nivel desde principios de febrero de 2017.

El referencial índice accionario S&P/BMV IPC subió un 0.65%, a 45,476.57 puntos, con un bajo volumen de 160.1 millones de títulos negociados.

La bolsa se ha venido recuperando lentamente desde el 31 de mayo cuando se hundió hasta su menor nivel desde noviembre de 2016.

El avance estuvo encabezado por las acciones del minorista y embotellador FEMSA que ganaron un 2.32 por ciento a 169.19 pesos, seguidos por las de la minorista Wal-Mart de México con un 1.62 por ciento más a 50.06 pesos.

En el mercado de renta fija, la tasa del bono a 10 años subió un punto base a 7.87 por ciento, mientras que el rendimiento a 20 años avanzó cuatro a 7.96 por ciento.