En lo que va del 2017 el peso mexicano se ha recuperado 4.8% frente al dólar estadounidense, impulsado fundamentalmente por varias razones.

Una de ellas es la disminución de comentarios agresivos hacia México por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

También han ayudado las recientes declaraciones del secretario de Comercio de ese país, Wilbur Ross, sobre que si México y su país logran renegociar un buen acuerdo comercial, la moneda mexicana, que ha perdido por preocupaciones con relación al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, debería recuperarse mucho .

La apreciación de la divisa local se derivó del anuncio de la Comisión de Cambios de subastar coberturas cambiarias, lo cual tuvo un efecto positivo en el mercado que pudo fortalecer un poco más a la divisa mexicana.

Se deprecia

Luego de tocar el martes niveles de 19.44 pesos dólar, en las operaciones del miércoles el tipo de cambio peso-dólar finalizó en 19.6490 pesos por billete verde, que comparado con el cierre de las negociaciones previas, resultó una depreciación de 0.84 por ciento.

El mercado de cambios está descontando un incremento en la tasa de la Reserva Federal (Fed) para la próxima semana, aunque la mayoría de los analistas pronostican que el tipo de cambio peso-dólar difícilmente superaría el precio de los 20 pesos por dólar.

El Banco de México (Banxico) no ha dicho cuando realizará la próxima subasta de coberturas cambiarias; sin embargo, el analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, comentó que la venta la realizará Banxico cuando así lo crea conveniente.

El tipo de cambio mantendrá relativa estabilidad en los siguientes días, con el pronóstico de mantener un rango de negociación entre 19.40 como precio mínimo y 20 pesos como nivel máximo, con la certeza de que en la medida que se acerque la fecha de la reunión de la Fed, las cotizaciones tenderían a subir hacia el nivel de resistencia.

El subdirector de Mercados Financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, informó que en el corto plazo, la paridad peso-dólar entraría en un ambiente de movimientos volátiles, explicado por la percepción de una mayor endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos.

El especialista agregó que difícilmente ve un tipo de cambio peso-dólar por arriba de los 20 pesos por dólar, gracias al incremento esperado de la tasa de interés del Banxico, lo cual podría amortiguar la presión que ejercería el aumento de los réditos domésticos de la Fed.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx