El peso mexicano ligó el martes tres días consecutivos de recuperación frente al dólar estadounidense, acumulando una ganancia de 2.5%, derivado básicamente del optimismo que existe sobre el posible acuerdo que habría entre países productores y no productores de petróleo a nivel mundial.

En las operaciones el tipo de cambio peso-dólar finalizó en un precio de 17.460 pesos en operaciones al mayoreo, que con respecto de las últimas operaciones de la sesión previa (17.6345 pesos) significó una apreciación de 1 por ciento.

Por su parte, las cotizaciones al menudeo (ventanilla bancos) cerraron en un precio de 17.75 pesos por billete verde, aunque cabe destacar que la semana pasada se observaron niveles por arriba de 18 pesos.

La apreciación de la moneda mexicana se explicó básicamente por las ganancias obtenidas del mercado petrolero, luego del optimismo que existió entre los inversionistas ante la alta probabilidad de que Arabia y Rusia lleguen a un acuerdo para congelar su producción.

Las monedas de países productores de materias primas también tuvieron un día positivo. Tal fue el caso del dólar australiano, que mostró un avance de 1.16%; seguido por el dólar canadiense, tras subir 1.09, y la corona noruega, que repuntó 0.45 por ciento.

La evolución del mercado petrolero en las próximas semanas dependerá en gran medida del acuerdo a que se llegue este fin de semana y de que satisfaga las expectativas de los inversionistas.

La mayoría de los participantes del mercado de crudo ya descontaron esa posibilidad, ya que en las últimas seis semanas, el precio internacional del WTI ha logrado una ganancia acumulada de 12.6 por ciento.

El analista económico senior de CIBanco James Salazar comentó que los mercados seguirán atentos a cualquier noticia relacionada con las negociaciones previas a la reunión del 17 de abril de los principales productores de petróleo y de algunos indicadores macros tanto de China como de Estados Unidos.

El especialista de CIBanco adelantó que en el corto plazo, el tipo de cambio mantendría movimientos volátiles, con la perspectiva de mantener un rango de negociación entre 17.40 y 17.90 pesos por dólar.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx