El peso mexicano se apreció este viernes, anotando su mejor semana en casi un año luego de que el presidente mexicano Enrique Peña tuvo una conversación telefónica con su par de Estados Unidos, Donald Trump, relajando un poco las tensiones después de la cancelación de una reunión entre ambos líderes el martes que viene.

La Bolsa local, mientras tanto, perdió por una toma de utilidades iniciada en la víspera, pero consolidó la sexta alza semanal consecutiva.

El peso cerró la jornada en 20.91 por dólar, con un avance del 1.41% o 30centavos frente a los 21.21 pesos del precio del jueves.

La moneda mexicana registró un avance en la semana de un 3.1%, el mayor desde el 19 de febrero del año pasado, e interrumpiendo seis caídas semanales.

El peso ya venía ganando antes del anuncio de la conversación telefónica, por datos de la mayor economía mundial que resultaron por debajo de las expectativas, y a pesar de que Trump reiterara críticas hacia México a través de un tuit.

El principal índice accionario, el IPC, que agrupa a las acciones más líquidas, bajó un 0.40% a 47,421.12 puntos con un volumen de 148.8 millones de títulos negociados.

Los títulos de la gigante de medios Televisa encabezaron las pérdidas con un 3.97% menos a 93.81 pesos, mientras que los de la minorista y embotelladora FEMSA retrocedieron un 2.28% a 160.52 pesos.

El avance de las acciones del Grupo Financiero Monex sobresalió fuera del IPC. Éste fue de un 72% a 17.2 pesos, después de que Ventura Capital se incorporó como su nuevo socio.

En cuanto a los bonos, el rendimiento a 10 años bajaron ocho puntos base al 7.50%, mientras que la tasa del plazo a 20 años cedió uno, al 8.03 por ciento.