Luego de las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de querer imponer un arancel de 25% a las importaciones de automóviles y exportaciones de sector automotriz, el peso presentó escasa reacción.

El Departamento de Comercio de EU iniciará una investigación para determinar si las importaciones de autos ligeros y vehículos pesados han dañado la seguridad nacional y el desarrollo de la industria automotriz de ese país.

El tipo de cambio cerró en 19.6915 pesos por dólar en operaciones interbancarias, frente a las últimas operaciones del miércoles de 19.5595 pesos, resultó una caída de 0.67%, esto es una depreciación de 13.20 centavos.

A las 8 de la noche, en negociaciones fuera de mercado, la paridad cotizó en 19.5750 pesos, con respecto al cierre previo (19.6915 pesos), representó una apreciación de 0.60 por ciento.

Incertidumbre

Los inversionistas se encuentran nerviosos, debido a la incertidumbre que nuevamente se generaría en torno a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El análisis que EU prepara para aplicar aranceles a las importaciones de automóviles también afectaría los avances de las pláticas en materia de comercio con China.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, explicó que el limitado efecto que tuvo la moción de Trump de imponerle un impuesto a la industria automotriz se derivó de que es posible que la propuesta tarde hasta un año en aprobarse.

“Esta medida fue para que Trump ejerciera presión en la negociación del TLCAN, pero lejos de llegar a un acuerdo, lo que generó fueron mayores tensiones comerciales entre los tres países, disminuyendo la probabilidad firmar un pacto en el corto plazo”, dijo.

El especialista advirtió que, bajo ese escenario, el tipo de cambio podría alcanzar cotizaciones cercanas a 19.90 pesos por dólar en los próximos días.

El analista de Signum Research, Armando Rodríguez, dijo  que, bajo la perspectiva de que se posponga la firma del TLCAN para el 2019 y la parte política empiece a ejercer presión, en junio el peso podría operar entre 20 y 20.50 pesos por dólar.


ricardo.zamudio@eleconomista.mx