El peso se depreciaba la mañana de este lunes en un entorno de aversión al riesgo por un incremento en las tensiones comerciales entre Estados y China, y luego de que la Reserva Federal de Estados Unidos apuntó la semana pasada a la posibilidad de dos alzas más de la tasa de interés este año.

La moneda mexicana cotizaba en 20.7 unidades por dólar, con una pérdida del 0.4%, u 8.25 centavos, frente a los 20.6175 pesos por billete verde de referencia de Reuters del viernes.

El peso se hundió casi hasta las 21.0 unidades por dólar la semana pasada, un mínimo desde comienzos de 2017, golpeado por los temores a una guerra comercial de Estados Unidos contra sus socios y la perspectiva de que Andrés Manuel López Obrador gane las elecciones.

"El peso se mantendrá con alto nivel de fiebre en los próximos días, de tal manera que no hay que descartar un alza de tasa de interés de medio punto porcentual el próximo jueves por parte de Banco de México", dijo Alfredo Coutiño, director para América Latina en Moody's Analytics.

Suma perdida de 14.29% en nueve semanas

La moneda azteca ha caído frente al dólar en ocho de las últimas nueve semanas, acumulando una depreciación de 14.29%, esto es una pérdida de valor de 2.58 pesos.

Lo anterior debido a la incertidumbre derivada de la postergación de la ratificación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y por la fortaleza del dólar estadounidense.

El viernes el tipo de cambio concluyó en 20.6665 pesos por dólar en operaciones interbancarias a la venta, con respecto a las últimas transacciones de la sesión anterior (20.8290 pesos), una apreciación de 0.78% o una revaluación de 16.25 centavos.

La semana pasada registró una pérdida de 1.44%, o 29 centavos, por el mayor fortalecimiento del dólar, ante el aumento de la tasa de la Fed y su perspectiva de más incrementos este año.

(Con información de Reuters)