El peso mexicano recortó sus ganancias iniciales por la expectativa de menores flujos de dólares ante el posible bloqueo de la compra de Grupo Modelo y a la espera del reporte mensual de empleo en Estados Unidos el viernes.

La moneda cerró en 12.7105 por dólar, con una apreciación del 0.13%, frente a los 12.7273 pesos del precio referencial de Reuters del miércoles.

Más temprano, la moneda había ganado 0.51% a 12.6627 por dólar. Al cierre de enero acumuló una ganancia del 1.14%.

"El dato de empleo es lo último que le puede ayudar a lograr algunas ganancias más, porque la semana que entra ya va a salir poca información o no tan relevante", advirtió Jorge Gordillo, subdirector de análisis de CI Banco.

Un reporte positivo podría llevar al peso mexicano al extremo más fuerte de su actual rango de operación, en 12.60 unidades por dólar.

Por su parte, la deuda local se mantuvo en suspenso, esperando la publicación de las minutas de la última reunión del banco central el viernes, en momentos que el mercado apuesta por una baja de la tasa de referencia.

El rendimiento del bono a diciembre de 2024 culminó en 5.20%, 0.01 puntos arriba de su cierre previo, mientras que el del bono a 10 años bajó 0.01 puntos, a 5.03%

EGV