La divisa mexicana se apreciaba el jueves 0.17%, en medio de una escalada de los mercados globales tras positivos datos de desempleo y ventas minoristas en Estados Unidos.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso ganaba 2.70 centavos a 12.8201/12.8225 pesos por dólar.

Las buenas noticias de la mayor economía del mundo comenzaron con una caída mayor a la esperada en el número de personas que pidieron subsidio de desempleo por primera vez en la última semana a su menor nivel en dos meses, lo que dio una cautelosa esperanza sobre la difícil recuperación económica.

A esto se sumó que las ventas comparables de las minoristas en Estados Unidos, el principal socio comercial de México, subieron en junio gracias a un clima más cálido y las ofertas durante días feriados. De este modo, se revirtió la negativa tendencia que traían los datos económicos del país vecino.

"Hoy los datos salieron buenos, pero eso no es suficiente para decir que ya estamos fuera del bosque. El mercado va a seguir volátil", comentó Ramón Córdova, operador de la casa de bolsa Base en la ciudad norteña de Monterrey.

En las últimas dos semanas, el peso mexicano llegó a debilitarse más de 4%, golpeado principalmente por una notoria desaceleración en los principales indicadores económicos de Estados Unidos.

"El mercado estuvo volátil por todos los malos datos que salieron tanto en producción industrial, índices de servicio, empleo y vivienda, eso hizo al mercado caer a mínimos", agregó Córdova.

En la jornada, el peso mexicano había logrado ganar hasta 0.54% tras caer horas antes hasta 0.22 por ciento.

México está estrechamente ligado al devenir económico de su vecino del norte, destino de más de 80% de sus exportaciones.