El peso se apreciaba la mañana de este miércoles en línea con otras monedas emergentes por una menor aversión al riesgo, mientras inversionistas esperan que el Banco de México (Banxico) eleve su tasa referencial en su anuncio de política monetaria de este jueves.

La moneda mexicana cotizaba en 20.39 unidades por dólar, con una ganancia del 0.68%, ó 13.90 centavos, frente al 20.529 pesos por billete verde del precio de referencia de Reuters del martes.

"Los inversionistas parecen hacer a un lado, al menos por el momento, la incertidumbre que genera el futuro del TLCAN y las elecciones presidenciales en México", informó CI Banco en un reporte. "Asimismo, estos niveles del tipo de cambio hacen suponer que el mercado está adelantándose a un posible aumento de tasas de interés por parte de Banxico", agregó.

El peso ha registrado un mejor desempeño que otras monedas de mercados emergentes, como Argentina, Turquía y Brasil, en medio de una ola global de ventas de activos que comenzó en abril ante el inicio de un ciclo de alzas de tasas en Estados Unidos que redujo el atractivo de títulos de mayor riesgo.

Aun así, la moneda azteca ha caído un 12% frente al dólar desde mediados de abril, golpeado por la amenaza de un repunte del dólar, el temor de que Estados Unidos, México y Canadá no logren modernizar el Tratado de libre Comercio y las preocupaciones sobre los comicios del 1 de julio.

Analistas consultados por Reuters a principios de junio proyectaron un repunte del peso hacia finales del año, pero esas esperanzas podrían caer si Andrés Manuel López Obrador llega a la presidencia, obtiene una mayoría en el Congreso y da señales de que impulsará cambios económicos radicales.

El peso podría perder terreno si el partido de López Obrador, Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), gana una mayoría en el Congreso, abriendo la puerta a incrementos del gasto o cambios de política aún más profundos, advirtieron inversionistas entrevistados por Reuters.

"Si arrasa con el Congreso, podría ponerse feo", dijo Richard Hall, analista de deuda y moneda de mercados emergentes en el administrador de activos T. Rowe Price.

Conrad Saldanha, administrador de cartera de Neuberger Berman Emerging Markets Equity Fund, opinó que el riesgo de un colapso del TLCAN es "una mayor preocupación para México" en comparación con las elecciones del 1 de julio.

"México tiene buenos fundamentos subyacentes en términos de tendencias demográficas y de consumo, sin embargo, existe este lastre del TLCAN", argumentó.

Andrew Stanners, administrador de fondos de deuda de mercados emergentes de la firma Aberdeen Asset Management en Londres, dijo que el peso se hundiría más allá de los 22.0 por dólar, frente a los actuales niveles de alrededor de 20.5 unidades, si Trump decide salirte del TLCAN.

Pero ve la posibilidad de que la moneda vuelva a tocar los 17.0 pesos frente al dólar si el Gobierno de López Obrador resulta ser moderado y hay una renegociación exitosa del TLCAN.

erp