El peso se apreciaba la mañana de este viernes ante un repliegue del dólar, aunque perfilaba una baja semanal que podría interrumpir una racha de cuatro alzas presionado en días pasados por una escalada en las tensiones comerciales y una fortaleza del dólar.

La divisa mexicana cotizaba en 18.96 unidades por dólar, con una ganancia de 0.55%, ó 10.50 centavos, frente a los 19.065 pesos por dólar del precio referencial de Reuters del jueves.

El peso registró la jornada del jueves su peor pérdida desde el pasado 2 de julio, un día después de los comicios presidenciales en México.

El tipo de cambio finalizó en 19.0290 pesos por dólar en negociaciones interbancarias a la venta, superando el nivel de resistencia de los 19 pesos, con respecto al cierre de mitad de semana (18.8525 pesos), representó una pérdida de valor de 0.94%, o 17.65 centavos.

La debilidad de la moneda mexicana se explicó básicamente por la mayor fortaleza del dólar en los mercados de divisas internacionales, resultado de las expectativas económicas favorables para Estados Unidos de acuerdo con comentarios del presidente de la Reserva Federal.

Por su parte, el billete verde retrocedía después de que el presidente estadounidense, Donald Trump dijo que un dólar fuerte ponía a Estados Unidos en desventaja y que estaba listo para gravar importaciones chinas por hasta 500,000 millones de dólares.

En una entrevista con el canal de televisión CNBC el jueves, Trump dijo que un dólar fuerte ponía a Estados Unidos en desventaja y que estaba dispuesto a imponer tarifas sobre bienes importados de China por valor de 500,000 millones de dólares.

A pesar de las crecientes tensiones comerciales, el dólar se encaminaba a registras una segunda semana consecutiva de ganancias. En los últimos tres meses, se apreció más de 5% ante la expectativa de que la Fed seguirá subiendo las tasas de interés en el futuro cercano.

(Con información de Reuters)