El peso mexicano se apreció el viernes 0.47%, según el precio final del Banco central, apoyado en la debilidad del dólar y tras conocerse cifras mixtas de la economía de Estados Unidos.

La moneda local avanzó 5.50 centavos a 11.6170 pesos por dólar.

En la jornada el tipo de cambio spot osciló en un rango de 11.6070 y 11.6410 unidades por billete verde.

También apoyaban al peso las declaraciones del Banco de México (central), que dio señales de una moderación en la expansión económica.

"El mercado esperaba atento el comunicado de Banco de México y sobre todo la parte de la perspectiva respecto al crecimiento e inflación y al no tener un comunicado tan agresivo, el tipo de cambio reaccionó favorable", comentó un operador.

El banco central dejó el viernes estable la tasa de interés de referencia en 4.50 por ciento ante señales de una moderación en el ritmo de crecimiento económico y ausencia de presiones inflacionarias.

Por su parte, el índice dólar, que mide su evolución contra seis divisas principales, descendía 0.78%, luego de que el miembro del directorio del Banco Central Europeo George Provopoulos dijera que Grecia puede manejar su deuda si se ajusta al programa de ayuda financiera.

"Hemos estado en un mes lleno de noticias buenas y malas, y creo que el mercado sigue sin estar convencido para dónde jalar, por eso vemos estas vueltas tan agresivas de un lado a otro", comentó Juan Carlos López, director de cambios de Casa de Bolsa Intercam.

Previamente, el peso llegó a tocar un nivel de 11.6845 unidades por dólar, con una caída de 0.10 por ciento.

En su valor 24 horas, la moneda mexicana ganó 5.55 centavos a 11.6155 por dólar y en su valor mismo día cerró previamente con una ganancia de 6.85 centavos a 11.6120 por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 11.34 por dólar a la compra y en 11.74 a la venta.