El peso mexicano se apreció el martes 0.46%, apoyados por cifras en Europa y en Estados Unidos que lograron inyectar un poco de optimismo en medio de serias preocupaciones sobre la crisis de deuda en la zona euro.

La moneda local avanzó 5.36 centavos a 11.6770 pesos por dólar.

En la jornada el tipo de cambio spot osciló en un rango de 11.6770 y 11.7100 unidades por billete verde.

El Departamento de Comercio estadounidense dijo que las ventas de nuevas viviendas crecieron 7.3% sobre una base ajustada estacionalmente, a una tasa anual de 323,000 unidades, el nivel más alto desde diciembre, tras una ligera revisión al alza a 301,000 viviendas en marzo.

Por su parte, el instituto de investigación Ifo con sede en Munich dijo que su índice sobre la confianza empresarial en Alemania se mantuvo en 114.2 puntos, la misma lectura tras la revisión de abril, lo que sugiere que la mayor economía europea sigue pujante.

Pero los temores a que Grecia reestructure su deuda y a que sus problemas se contagien a pesos pesados como España e Italia han dañado al euro en las últimas semanas, que ha caído más de 5% desde principios de mayo.

En su valor 24 horas, la moneda mexicana ganó 5.36 centavos, a 11.6750 por dólar, y en su valor mismo día recuperó 3.13 centavos, a 11.6947 por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 11.41 por dólar a la compra y en 11.81 a la venta.