El peso mexicano se apreció el martes 0.34%, según el precio final del Banco central, apoyado en el dato comercial de China, aunque ese impulso no bastaba para extender las compras más allá de un rango acotado, por los problemas fiscales que enfrenta Grecia.

"China es un exportador muy grande y definitivamente eso es positivo para el mundo (...) del lado del crecimiento no hemos visto riesgos de un descarrilamiento mundial", comentó Ramón Córdova, operador de la casa de bolsa Base en la ciudad norteña de Monterrey.

La moneda avanzó 3.95 centavos, a 11.5890 unidades por dólar.

En la jornada el tipo de cambio spot osciló en un rango de 11.5835 y 11.6165 unidades por billete verde.

Expertos indicaron que la cuota de cautela se mantendría hasta no ver una alternativa clara de ayuda para Grecia.

"El día está muy gris, el peso está ganando terreno pero muy ligeramente, nada espectacular. El rango está de 11.5850 a 11.6150-11.62, las otras resistencias se ven un poco lejos para este tipo de jornada", agregó Córdova.

Con todo, la posibilidad de que el peso vaya en busca de nuevos máximos de más de dos año y medio, por debajo de 11.50 por dólar, seguía vigente, dijeron operadores.

En su valor 24 horas, la moneda mexicana avanzó 3.80 centavos, a 11.5875 por dólar, mientras que en su valor mismo día ganó 4.45 centavos, a 11.6021 por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 11.32 por dólar a la compra y en 11.72 a la venta.