El peso mexicano se apreció el lunes 0.01%, según el precio final del Banco central, al ritmo de Wall Street y el euro, en una jornada con poca información económica y menos factores de presión, que le permitieron alejarse de sus mínimos de más de dos meses.

La moneda local avanzó 0.11 centavos, a 11.8639 por dólar.

En la jornada el tipo de cambio spot osciló entre 11.8440 y 11.9091 unidades por billete verde.

"Si se empiezan a ver datos peores de los que está esperando el mercado, seguro van a presionar al peso y lo van a llevar cerca de los 12 por dólar", comentó Erick Urtuzuástegui, analista económico de la consultora Prognosis.

El tipo de cambio no toca la barrera psicológica de 12 unidades por dólar desde el 28 de marzo. La posibilidad de que este movimiento pase de un mero episodio de volatilidad a convertirse en una tendencia, dependerá de las señales que dé la economía de Estados Unidos.

"La mayoría de los analistas coinciden en que hay evidencia de que es pasajero (...) se puede ir a 12 y romperlo, todo depende de cómo salgan los datos (...) no sería ninguna sorpresa inclusive hasta un 12.30, sobre todo por la cantidad de flujos especulativos que han entrado al mercado", estimó Urtuzuástegui.

En su valor 24 horas, la moneda mexicana ganó apenas 0.16 centavos a 11.8619 por dólar, mientras que en su valor mismo día subió 1.48 centavos a 11.8589 pesos.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 11.60 por dólar a la compra y en 12 unidades a la venta.