La divisa mexicana se depreció el viernes un marginal 0.12%, según el precio final del banco central, sumando su sexta sesión a la baja, pero sus pérdidas fueron limitadas por el repunte de los mercados accionarios en Estados Unidos y en la Bolsa mexicana.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso retrocedió 1.50 centavos, a 13.0130/13.0210 por dólar.

La moneda osciló en la jornada entre 12.9578 y 13.1350 unidades por dólar.

El parlamento alemán aprobó el viernes el aporte que hará el país a una red de seguridad por un total de 1 billón de dólares para estabilizar al euro. La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que la aprobación parlamentaria del paquete era un claro mensaje de apoyo a Europa.

"Por lo pronto hoy estuvo más tranquilo, el parlamento alemán aprobó el paquete. En general hubo un ambiente mucho menos volátil, ayudaron las bolsas, hay un ajuste en las tasas locales por menor aversión al riesgo", dijo Delia Paredes, analista de Santander.

Además, la moneda mexicana fue beneficiada también por las acciones estadounidenses, que cerraron en alza por compras de oportunidad en el sector bancario.

El índice de referencia para las acciones emergentes ganó 0.48%, mientras la bolsa mexicana subió 0.86%, interrumpiendo así su sexta jornada de bajas consecutivas.

De manera contraria, los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense resintieron el apetito por riesgo, ya que tras haber bajado el jueves registraban alzas el viernes tras la salida de inversionistas en busca de activos con mayor rendimiento.