El peso mexicano tuvo una jornada con baja volatilidad intradía en la que se negoció entre 13.26 y 13.34, y terminó con una pérdida de 2.80 centavos al ubicarse en 13.318 pesos según el Banxico.

Los precios se mantuvieron sin cambios importantes a pesar de los buenos datos de la balanza comercial en China que tuvieron un incremento en los volúmenes de las importaciones y exportaciones, lo que habla bien de un periodo en recuperación.

Los comentarios de la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, mantuvieron la confianza ante su preocupación por la estabilidad económica, aunque prometió mantener la reducción de compras de activos a pesar de la inestabilidad del mercado laboral.

Sin embargo, aún se espera la presentación que tendrá la presidente de la Fed ante el Senado en los Estados Unidos, donde podría dar más pistas sobre la dirección que darán a su política monetaria.

La moneda recibió positivamente que la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobara por un estrecho margen un proyecto de ley que aumenta la capacidad de endeudamiento del Gobierno por un año, a fin evitar una cesación de pagos que amenazaba con concretarse a fin de mes.

Análisis Técnico

El peso sigue con señales de apreciación, aunque aún requiere un estímulo que le permita un rompimiento del 13.26, el cual sería necesario para alcanzar su siguiente objetivo entre 13.16-13.08. No obstante, un alza sobre 13.38 reactivaría señales de riesgo en las que podría ver nuevos episodios de debilidad para la moneda.

*Analista de Divisas, MetAnálisis

[email protected]