El tipo de cambio mantendrá cotizaciones volátiles en las próximas semanas, con el pronóstico de observarse un rango de negociación entre 18.50 y 19 pesos por dólar, derivado de la persistente inquietud que mostrarán los inversionistas sobre la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Según analistas, será sobre todo a partir de junio cuando el tipo de cambio peso-dólar bajo podría presentar mayores presiones alcistas, pues será cuando la Reserva Federal (Fed) se reunirá para definir la política monetaria de Estados Unidos, donde se espera que siga aumentando su tasa de referencia.

En las operaciones del viernes pasado, el peso mexicano se recuperó ligeramente frente al dólar estadounidense, al presentar cotizaciones por debajo de los 19 pesos por dólar y alcanzar un nivel en que se encontraba previo a las declaraciones hechas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre el TLCAN la semana pasada.

El tipo de cambio peso-dólar finalizó en 18.8660 pesos por dólar en las operaciones del viernes pasado que, con respecto a las últimas negociaciones de la jornada anterior (19.0250 pesos por dólar), implicó una apreciación de 0.84 por ciento.

En días anteriores cuando Trump comentó en relación que Estados Unidos se podría salir del TLCAN, la paridad alcanzó un precio de 19.30 pesos por billete vede (26 de abril) y con respecto al actual nivel, representa una recuperación de 1.78 por ciento.

El analista de Mercado de Cambios de MetAnálisis, Mario Copca, comentó que la recuperación del tipo de cambio peso-dólar se debió básicamente al anuncio del dato de crecimiento económico de Estados Unidos al primer trimestre de este año, el cual salió por debajo de las estimaciones de los analistas.

Fed no subirá más la tasa

El especialista añadió que existe una alta probabilidad de que la Fed no aumente su tasa de interés de referencia en la reunión de junio y la lleve el aumento hasta el cierre de este año.

Anticipó que el peso mexicano seguirá desarrollándose dentro de un ambiente de movimientos volátiles, con la perspectiva de que no se vean cotizaciones por debajo de los 18.50 pesos por dólar.

El subdirector de Mercados Financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, mencionó que la volatilidad del tipo de cambio peso-dólar continuará en los siguientes meses, generado fundamentalmente por factores externos, como los problemas geopolíticos relacionados con la crisis que existe con Corea del Norte y la inquietud en torno a la revisión del TLCAN.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx