Mayo ha sido el mes más complicado para el peso, pues ha perdido 4.50% frente al dólar estadounidense, lo cual implica una pérdida de valor de 84.40 centavos.

En las operaciones del lunes, el tipo de cambio concluyó en un precio de 19.5980 pesos por dólar en negociaciones interbancarias a la venta, frente a las últimas transacciones de la jornada anterior (19.5575 pesos), representó una ligera depreciación de 0.21%, equivalente a una pérdida de valor de 4.05 centavos.

A las 8 de la noche de ayer en operaciones fuera de mercado, la paridad cotizó en 19.5945 pesos por billete verde, con respecto al cierre previo (19.5980 pesos), resultó una moderada apreciación de 0.02 por ciento.

La relativa estabilidad de la divisa mexicana se explicó principalmente por la menor liquidez que se observó en el mercado de cambios, derivada de la escasa participación de los inversionistas, ante el cierre de las operaciones de Wall Street por la celebración en Estados Unidos del Día de los Caídos.

Apuestan a mayores pérdidas

La semana pasada, el peso logró una sobresaliente de recuperación frente al dólar estadounidense de 1.92%; sin embargo, en el mercado de futuros de Chicago, los inversionistas le siguen apostando a que se deprecie la moneda mexicana, pues al cierre de la semana del 22 de mayo, la posición a favor del peso registró una caída de 40.18% a 798 millones de dólares.

Los analistas del medio financiero están convencidos de que la paridad peso-dólar seguirá presionada en los próximos días, debido a que seguirá la incertidumbre con relación a la renegociación de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el proceso electoral de México.

El analista de económico sénior de CIBanco James Salazar anticipó que, bajo el escenario de que Estados Unidos muestre una postura poco flexible para firmar el TLCAN, la paridad podría presentar nuevamente cotizaciones cercanas a 20 pesos por dólar.

El especialista mencionó que otro factor de presión para el peso sería la perspectiva de una mayor fortaleza del dólar estadounidense en el mercado de divisas internacional, lo cual se explicaría por el pronóstico de un nuevo aumento en la tasa de referencia de la Reserva Federal, previsto para la reunión del 13 de junio.

Por su parte, los analistas de cambios de MetAnálisis advirtieron que esta semana será crucial para el peso, pues, de no existir noticias sobre la resolución del TLCAN, la moneda mexicana podría depreciarse y comenzar a observarse cotizaciones por arriba de 20 pesos por billete verde.


ricardo.zamudio@eleconomista.mx