La moneda mexicana perforó la barrera de los 11.60 pesos por dólar al cerrar la jornada del martes.

El tipo de cambio spot a 48 horas, considerado de referencia, finalizó en 11.5735 pesos por dólar, una apreciación para el peso de 0.33 por ciento.

De esta manera, el peso hiló cuatro jornadas de avances, en las que acumula una ganancia de 1.47 por ciento.

Ayer, la divisa local fue apuntalada por cifras de la economía estadounidense y expectativas de que la Reserva Federal (Fed) seguirá con una política monetaria expansiva por lo menos en lo que resta del año.

Hoy se reúne la Fed y se espera que mantenga sus tasas de interés en niveles mínimos, esto es justo lo que le ha restado, a nivel mundial, gran atractivo a la divisa estadounidense.

En la parte local el peso ha recibido gran impulso de la entrada de flujos extranjeros al mercado de dinero, aunado a la buena situación de las cuentas externas de México.

En su reporte semanal, Santander comenta que el entorno de una gran liquidez a nivel mundial, así como los problemas de deuda en Europa han alentado que los capitales busquen rendimientos en economías con buenos fundamentales .

Y se espera que, de mantenerse estas condiciones, en especial la inyección de liquidez por parte de la Fed, el peso seguirá incrementando sus ganancias.

Asimismo, el constante aumento en los precios de la mezcla mexicana constituye otro factor en favor de la moneda local.

Cabe destacar que las posiciones en favor del peso se mantienen en máximos, al 19 de abril eran de 142,812.

Invex indica en su reporte semanal que a pesar de la volatilidad por lo sucedido con el cambio de panorama de la deuda de Estados Unidos, es poco probable que este patrón cambie en el muy corto plazo .

Por otra parte, los especialistas coinciden en que mientras las expectativas de crecimiento para Estados Unidos y México se mantengan firmes, la moneda mexicana seguirá con su tendencia alcista y de presentarse momentos de aversión al riesgo, pueden esperarse sólo ligeros ajustes.

Aunque para algunos el peso podría estar sobrevaluado, lo cierto es que apenas comienza a recuperarse tras las fuertes pérdidas que sufrió por la crisis financiera mundial, que lo llevó a cotizarse hasta en 15.49 unidades por dólar.

Los niveles en los que cotiza la moneda aún están muy lejos de la banda de 10 a 11 pesos por dólar donde flotaba antes de la crisis.

Bancos como JP Morgan, Credit Suisse y el local Banamex coinciden en que el rango actual del peso frente al dólar ya es un precio justo en comparación con las monedas de sus socios comerciales.

En suma, la debilidad relativa sería saludable.

ATENTO A LA FED

EURO TOCA MÁXIMOS DE 16 MESES

La moneda única europea alcanzó máximos de 16 meses de 1.4653 dólares en un mercado que no espera cambios en la política monetaria de EU.

Lo que ha derivado en persistentes compras de inversionistas de Medio Oriente y bancos centrales de Asia, dijeron operadores.

La divisa europea se ha beneficiado de la divergencia de tasas entre la Fed y el Banco Central Europeo, lo que ha opacado los crecientes problemas de deuda en la zona euro.

Al cierre regresó hasta 1.4638 una ganancia de 0.60 centavos respecto al cierre del lunes.

Hoy inicia la reunión de la Reserva Federal.

[email protected]