La divisa mexicana se deprecia el miércoles 1.61% a sus mínimos de ocho semanas, golpeado por crecientes temores a que el rescate financiero de Grecia no baste para evitar el contagio de una crisis fiscal en la zona euro.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso perdía 20.10 centavos, a 12.6810 por dólar.

La canciller alemana y el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtieron el miércoles de un eventual contagio al resto de la zona euro de la crisis griega, a menos que ésta se detenga en ese país, mientras los inversores volaban a activos seguros como el dólar y el oro.

"Es el temor al contagio y no sabemos dónde va a parar", dijo Salvador Orozco, subdirector de mercado de dinero del grupo financiero Santander.

El fuerte retroceso de las últimas sesiones representaba un brusco freno a la impetuosa apreciación mostrada por la moneda local desde inicios de año.

"La excesiva cantidad de apuestas direccionales a la espera de una nivelación de esta moneda ahora parecen haberse reducido", dijo Enrique Alvarez, analista de IDEA Global en un reporte a clientes.

Durante el 2009, el peso mexicano fue una de las monedas emergentes más castigadas por los inversores en medio de la peor crisis económica del país en siete décadas, lo que generó un rezago frente a la apreciación de otras divisas.

Este año, el peso ha logrado revaluarse hasta 8.5% impulsado por flujos de capitales extranjeros que apuestan por un vigoroso repunte de la economía mexicana.