Aunque al cierre de semana previa, el tipo de cambio peso-dólar se alejó de su máximo histórico de cierre (21.93 pesos por dólar), el mercado de cambios permanece en tensa calma, esperando los decretos del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en relación al Tratado de Libre Comercio de América del Notre (TLCAN) en los próximos días, con el pronóstico de permanecer las cotizaciones entre 21.50 y 22 pesos por billete verde.

En dado caso que transcurra un mes sin noticias relevantes sobre una negociación del TLCAN, el peso mexicano podría apreciarse de manera sostenida, bajo la expectativa de observase niveles cercanos a los 21 pesos por dólar, aunque este escenario tiene menos de 50% de probabilidad.

La segunda que más ganó

La divisa mexicana fue una de las que más se apreciaron de los países emergentes, al experimentar una recuperación de 1.5% para ubicar su cotización en 21.6045 pesos por dólar el viernes pasado.

La lira turca resultó la más apreciada, tras mostrar una ganancia de 1.62% frente a la moneda estadounidense, mientras que `el real brasileño reportó una recuperación de 0.86%, el peso colombiano avanzó 0.63% y el rublo ruso registró un saldo positivo de 0.33 por ciento.

El director de estudios económicos de Citibanamex, Sergio Luna, comentó que se espera un alto grado de volatilidad y una hipersensibilidad en el mercado de cambios para las próximas semanas, con el pronóstico de cotizar en los actuales niveles.

En entrevista, dijo que lo que será importante es ver cómo se van a ir dando las pláticas sobre las relaciones comerciales del TLCAN entre México y Estados Unidos, ya que de existir noticias poco favorables, el peso mexicano se podría debilitar aún más.

En relación al discurso de Donald Trump, Luna refirió que fue un discurso corto, sobre todo un mensaje político; por ello, el peso mexicano no mostró un mayor debilitamiento, sino al contrario, registró una importante recuperación.

Seguirá la volatilidad

Añadió que hay una alta probabilidad de que durante el primer semestre del año, la paridad peso-dólar mostrará fuertes movimientos volátiles, derivados básicamente de la implementación de las políticas públicas de campaña.

Luna advirtió que no hay que perder de vista la política monetaria de la Reserva Federal, debido a la expectativa de nuevos incrementos en su tasa de referencia, la cual podría ser hasta junio

Sin embargo, en el mercado existe el pronóstico de hacer en febrero por los buenos resultados macros de los últimos días.

Por su parte, el analista económico sénior de CIbanco, James Salazar, mencionó que el tipo de cambio peso-dólar seguirá volátil y presionado, básicamente porque ahora sí vendrán noticias más concretas relacionadas con la revisión del TLCAN.

El especialista adelantó que en la medida que vaya fluyendo la información sobre los temas de comercio, construcción del muro y remesas, se podría ir definiendo ya una clara tendencia del peso mexicano.

Anticipó que es muy probable que continúen los ataques de Donald Trump hacia a México, por lo que podríamos ver nuevamente presiones en el tipo de cambio, con la expectativa de alcanzar nuevamente cotizaciones cercanas a los 22 pesos por dólar.

Dólar retrocede frente a divisas internacionales

El dólar estadounidense retrocedió el viernes, ya que los inversionistas se mostraron sorprendidos por la ausencia de decretos relevantes y de anuncios concretos sobre reformas en el discurso emitido por Donald Trump al inicio de su presidencia.

Los inversionistas esperaban que el primer discurso de Trump como presidente revelara planes en torno a gastos fiscales, recortes de impuestos y reformas regulatorias.

En vez de eso, el mandatario concentró sus comentarios en políticas que pondrán a Estados Unidos primero , aunque no se dieron a conocer propuestas específicas.

El índice dólar, que mide al billete verde contra seis importantes monedas, no reaccionó mayormente tras los comentarios de Trump, pero luego bajó en la medida en que los inversionistas analizaron el discurso y vieron poca información sobre decretos.

El índice dólar cayó 0.3%; había subido cerca de 3% desde la victoria electoral de Trump el 8 de noviembre, pero ha perdido alrededor de 1.3% en lo que va de enero por crecientes preocupaciones sobre la retórica proteccionista de Trump y comentarios sobre su insatisfacción con la fortaleza de la moneda estadounidense.

El dólar se depreció frente al euro, al yen japonés y la libra esterlina y tocó mínimos de sesión contra las tres divisas en las primeras horas de la tarde. El billete verde también cerró la semana con bajas frente a las tres monedas.

El peso mexicano redujo por un breve periodo ganancias iniciales durante el discurso de Trump, pero se fortaleció nuevamente después de que el republicano no detalló medidas que podría afectar específicamente a México.

Antes del discurso de Trump, el peso llegó a ganar alrededor de 1.2%, por un avance de los precios del petróleo y compras de oportunidad en bonos locales en moneda local, pero durante la alocución las recortó.

Al finalizar la toma de posesión, el peso retomó su carrera alcista para acumular una ganancia respecto al cierre del jueves de casi 2%, a 21,5325 unidades.

El peso se ha debilitado de forma significativa en lo que va de este año y el 11 de enero se hundió a un mínimo histórico de 22,03 unidades por dólar.

[email protected]