El peso podría mostrar menos presiones durante la presente semana, con amplias posibilidades de mantenerse entre 18.70 pesos por dólar como nivel mínimo y 19 pesos por billete verde como precio máximo, explicado en parte por el ánimo que existe en el mercado de futuros de Chicago a favor del peso mexicano.

En el mercado de futuros de Chicago (CME), los inversionistas extranjeros le siguen apostando a la moneda mexicana, pues con datos al 2 de octubre, la posición se ubicó en niveles de 2,000 millones de pesos, frente al cierre de la semana previa (1,079 millones de dólares), representó un incremento de 85.36 por ciento.

El tipo de cambio cerró el viernes en un precio de 18.8995 pesos por billete verde en operaciones interbancarias a la venta. Con respecto a las últimas transacciones de la jornada del viernes pasado de 19.1720 pesos, implicó una apreciación de 1.42%, equivalente a una ganancia de 27.25 centavos.

Con las cotizaciones del mercado electrónico del domingo a las 7 de la noche de 18.8095 pesos por billete verde, resultó una apreciación de 1.93 por ciento.

Semana a la baja

La semana pasada, la paridad presentó una pérdida de valor de 0.97%, al pasar de 19.1720 a 18.8995 pesos por dólar.

El peso mostró un menor debilitamiento frente al dólar estadounidense gracias al anuncio de la política monetaria del Banco de México, pues en su comunicado dejó entredicho que de continuar las presiones en el tipo de cambio y los precios, existe la posibilidad de que en la reunión de diciembre aumente su tasa para llevarla a 8 por ciento.

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, anticipó que existen algunos riesgos para el peso que podrían presionarlo en esta semana, como es el caso de la publicación de la inflación en Estados Unidos.

La experta dijo que, en ese sentido, si la inflación sale por arriba de 2.4% a tasa anual, podría tomarlo mal el mercado, debido a que se incrementarían las presiones inflacionarias y por ende la Reserva Federal de Estados Unidos  podría tomar una política de alza de tasas más agresiva.

Por su parte, el subdirector de mercado financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, mencionó que habría que estar atentos a los datos económicos que se publiquen tanto en México y Estados Unidos, que podrían influir en el ánimo de los inversionistas.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx