El peso mexicano cerró con ganancias su primera sesión con Andrés Manuel López Obrador como presidente de México. El tipo de cambio se ubicó en el nivel de 20.3493 pesos por dólar, influenciado por la estrategia de mantener los trabajos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, la recompra de 1,800 millones de dólares en sus bonos y el entorno favorable a nivel mundial por la pausa en los aranceles entre Estados Unidos y China.

El movimiento significó una ganancia de 0.10 centavos de dólar para nuestra moneda, que en la apertura de jornada se apreció y llevó a la divisa estadounidense a terrenos de 20.02 unidades por dólar. Este nivel no había sido visto desde la apertura del pasado 8 de noviembre, pero la ventaja se perdió al final de la jornada por toma de utilidades.

Las ganancias comenzaron a disminuir al terminar las declaraciones de Randal Quarles miembro y vicepresidente de supervisión de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal (Fed), de Estados Unidos. El movimiento de recuperación del dólar incrementó tras la presentación de cifras positivas para la moneda y economía estadounidenses en materia de manufacturas.

El Banco de México fijó el tipo de cambio fix para operaciones interbancarias en 20.30 unidades por dólar.