El tipo de cambio peso-dólar mantendrá cotizaciones altas durante las operaciones de esta semana, al mostrar niveles cercanos a los 20.50 pesos por dólar, derivado básicamente de la inquietud que aún existe sobre las políticas públicas que implementará Donald Trump ahora que inicie su gobierno.

El tipo de cambio peso-dólar hacia el cierre de las operaciones del viernes pasado cerró en niveles de 20.4420 pesos por billete verde en operaciones interbancarias, que con respecto a las últimas transacciones de la sesión anterior (20.3845 pesos), resultó una ligera depreciación de 0.28%, aunque en la semana previa reportó un saldo negativo de 0.41 por ciento.

El peso mexicano durante el presente año lleva una pérdida de valor acumulada de 18.8% frente al dólar estadounidense, equivalente a un saldo negativo de 3.23 pesos, superando al nivel registrado en el 2015, año en que se observó una depreciación de alrededor de 16.71%, igual a menos 2.46 pesos.

Panorama complicado

Con la posibilidad de que la autoridad monetaria de Estados Unidos inicie un ciclo de aumentos de tasas más agresivo el siguiente año difícilmente el peso mexicano mostrará cotizaciones por debajo de los 20 pesos en los próximos meses.

El subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, mencionó que el escenario para el tipo de cambio peso-dólar se ve complicado, sobre todo porque no existe claridad en torno a cuál será el impacto de la propuesta de las políticas públicas de Trump hacia la economía nacional.

El especialista dijo que es un hecho que los primeros tres meses del próximo año serán los más complicados, debido a que en ese lapso se sabrá qué políticas empleará Donald Trump, además, de saber cómo será el proceso de salida del Reino Unido de la Comunidad Económica Europea (CEE).

El analista del banco español adelantó que en esta semana el peso mexicano mostrará relativa tranquilidad en las negociaciones, es decir, operará entre un rango que fluctuará entre 20.30 y 20.70 pesos por dólar, con cierta inclinación hacia el nivel alto.

Por su parte, el analista económico senior de CIBanco, James Salazar, destacó que hay una alta probabilidad de que el tipo de cambio cotice cerca de los 20.50 pesos, debido a la expectativa de la falta de liquidez dentro del mercado de cambios.

El experto de CIBanco anticipó que pese a las presiones que habrá por una menor presencia de recursos, la paridad peso-dólar seguirá respetando el precio de resistencia de los 21.0 pesos por dólar.

La volatilidad del tipo de cambio continuará en el mercado.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx