El tipo de cambio claramente se perfila hacia el nivel de los 18.50 pesos por dólar previsto por los analistas para esta semana, ya que las cotizaciones finalizaron cerca de los 18.30 pesos en las operaciones interbancarias de este martes.

El tipo de cambio peso-dólar, hacia el cierre de las negociaciones concluyó en 18.2760 pesos por billete verde en operaciones interbancarias, aunque en el transcurso de la jornada alcanzó un precio máximo de 18.2920 pesos por dólar, que comparada con la última transacción de 18.2095 pesos, significó una depreciación de 0.37 por ciento.

En tanto, las transacciones al menudeo (ventanilla) finalizaron en 18.60 pesos por billete verde, es decir diez centavos por arriba del cierre del lunes (18.50 pesos).

La depreciación del tipo de cambio peso-dólar se explicó básicamente por la continuación de la disminución del precio internacional del petróleo, aunque también imperaron los movimientos especulativos dentro el mercado de cambios.

El crudo de referencia de Estados Unidos West Texas Intermediate (WTI) registró nuevamente pérdidas, al experimentar un ajuste a la baja de 3.20%, para tocar un nuevo mínimo de 28.23 dólares por barril, nivel no visto desde el 2003; mientras el precio de la mezcla se ubicó en 20.02 dólares por barril.

Seguirá la depreciación

El analista técnico de Monex, Francisco Caudillo, comentó que a muy corto plazo prevalecerán las condiciones alcistas, en tanto se mantenga por arriba de los 17.80 pesos.

Anticipó que lo más conveniente es tomar utilidades en las posiciones largas en dólares, que se recomendó abrir desde mediados de octubre del 2015, reconociendo que aún no existen elementos que sugieran un posible cambio de tendencia.

Por otro lado, Accival Casa de Bolsa modificó el pronóstico de la paridad cambiaria para el corto plazo (de cero a tres meses), que cambió de 17 a 18 pesos; mientras que para el mediano plazo (seis meses) lo pasó de 17 a 18.30 pesos por dólar, y para el cierre de este año lo ubicó en 18 pesos por billete verde.

El analista económico de Banamex, Joel Virgen, explicó que la expectativa va de la mano con la continuación de la divergencia de las políticas monetarias, ya que para marzo se espera otro aumento en la tasa de la Fed de 0.25 puntos, la desaceleración de economía de China y la caída del crudo.

ricardo.jimé[email protected]