El peso mexicano consiguió este jueves su mejor cierre frente al dólar en siete jornadas. Al terminar las operaciones, el tipo de cambio se ubicó en 23.1820 unidades por billete verde, frente a su previo de 23.9880 pesos ayer, con datos del Banco de México (Banxico).

El movimiento en el cruce se vio impulsado por una disminución en la demanda de dólares, provocada por cifras negativas del mercado laboral estadounidense. La recuperación para la moneda local fue de 80.60 centavos que son equivalentes a 3.36 por ciento.

 

La fortaleza del dólar contra sus principales pares disminuyo temprano, luego de que se publicaron los datos de nuevas solicitudes de subsidios por desempleo. Con 3 millones 283,000 solicitudes iniciales, el dató registró su mayor lectura en la historia.

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta integrada por seis divisas de referencia caía -1.65% al cierre del Banxico, a 99.39 puntos. Se trata del nivel más bajo en ocho días para la divisa más negociada del mundo.

De este modo fue como el peso cerró su tercera jornada consecutiva con ganancias. Antes fue apoyado por el anuncio de un plan de estímulos económicos por 2 billones de dólares en Estados Unidos, que fue aprobado por el Senado de ese país ayer por la noche.

En tres jornadas consecutivas con ganancias, el peso mexicano ha recuperado un total de 1.953 unidades o 7.77% desde su cierre de 25.1350 pesos por dólar el lunes, su peor dato histórico. En el mejor momento de la sesión, el par cayó a 22.9671 unidades por dólar.

Las monedas de países emergentes reflejan el retroceso generalizado del dólar, pero en el caso del peso y algunas otras como el real brasileño, se ve amplificado por su liquidez. No obstante, analistas de Banco Base destacan que la percepción de riesgo continúa.

[email protected]