Desde el cierre previo se veía una señal de apreciación para el peso que pudo acelerarse tras una apertura positiva en los mercados europeos, donde destacaron sólidas subastas de deuda en países como Europa, las cuales permitieron bajas en las tasas de interés.

La nula acción de los bancos centrales respetó lo previsto por el mercado, donde destacaron que mantendrían sin cambios sus tasas de interés al considerar que se mantenían ancladas las perspectivas de mediano plazo sobre la inflación.

En los Estados Unidos los inversionistas siguieron acumulando información antes de conocer el reporte del empleo de este viernes, el cual sigue a un dato menor a lo esperado en la encuesta ADP del empleo y cifras mejores a lo previsto en las solicitudes semanales por beneficio de desempleo. Sin embargo los comentarios de algunos miembros de la Reserva Federal (Fed), como el de William Dudley, sobre la idea de que la entidad tiene en la mira a otros indicadores distintos al desempleo ayudaron a dar un impulso adicional para las monedas.

El peso mexicano terminó con una ganancia de 7.45 centavos al ubicarse en 13.160 pesos según el Banxico.

Análisis Técnico

La divisa azteca confirmó un movimiento de apreciación debajo de 13.21, el cual habilitó la siguiente zona de soporte en 13.14, que será imprescindible para extender un fortalecimiento del exótico a 13.02, el cual ya se encuentra dentro de la cuña a la espera de confirmar fortalecimientos adicionales en los próximos días. Sólo un cierre sobre 13.25 reactivaría las señales alcistas para el dólar y sugeriría precaución, aunque por lo pronto las señales se mantienen de una mayor apreciación.

*Analista de Divisas, MetAnálisis

[email protected]