El tipo de cambio cerró las operaciones del lunes en 19.8530 pesos por dólar en operaciones interbancarias, frente a las últimas negociaciones de la sesión anterior de 19.9405 pesos, representó una apreciación de 0.44% o una ganancia de 8.75 centavos.

Lo anterior se debe principalmente a la ausencia de noticias relacionadas con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) así como por la toma de utilidades.

A las 8 de la noche de este lunes, en negociaciones fuera de mercado, la paridad reportó un precio de 19.8250 pesos, con respecto al cierre previo (19.8530 pesos), resultó una recuperación de 0.14 por ciento.

En operaciones electrónicas, antes de la apertura del mercado, el peso superó el precio de resistencia de 20 pesos, tras alcanzar una cotización de 20.0130 pesos, aunque a la apertura de las negociaciones comenzó a cotizar por debajo de 19.95 pesos por dólar.

A la espera

En los próximos días, de acuerdo con analistas cambiarios, la tendencia de la moneda mexicana estaría definida fundamentalmente por la información que se genere con respecto a la firma del TLCAN.

El peso reaccionaría negativamente también a la expectativa de una mayor fortaleza del dólar estadounidense, la cual podría darse ante la percepción de más alzas en la tasa de interés a las estimadas por la Reserva Federal en este año, donde se tienen previstos dos aumentos.

Además, con la especulación sobre el resultado de las elecciones presidenciales en México, luego del segundo debate donde no existió un claro triunfador, el peso podría incorporar definitivamente más presiones tras la percepción de que el candidato de la coalición Juntos haremos historia, Andrés manuel López Obrador, sería el ganador de las elecciones del 1 de julio.

El analista de económico sénior de CIBanco James Salazar destacó que la recuperación de la moneda mexicana se explicó por la falta de noticias sobre el tema de TLCAN, además de que los participantes realizaron la toma de utilidades, luego de varios días de incrementos.

El especialista advirtió que el peso seguirá presionado en las siguientes dos semanas, debido a la inquietud que existe con relación a incertidumbre de la firma del TLCAN, con amplias posibilidades de observarse cotizaciones por arriba de 20 pesos por dólar.

Por su parte, los analistas de mercado de cambios de MetAnálisis comentaron que el escenario del peso continuará complicado, ante la inquietud de que no se llegue a un acuerdo comercial en el corto plazo, además de que el mercado comience a incorporar más el tema de las elecciones presidenciales.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx