El peso mexicano sufrió su segunda jornada consecutiva de depreciación frente al dólar estadounidense.

La depreciación se derivó fundamentalmente del nerviosismo entre inversionistas, debido a las crecientes tensiones geopolíticas, por la crisis que hay en el Medio Oriente, lo cual generó la demanda de activos más seguros.

La paridad peso-dólar hacia el cierre de las operaciones finalizó en 18.7810 pesos en negociaciones al mayoreo, aunque las cotizaciones tocaron un nivel máximo intradía de 18.8205 pesos por dólar.

Con respecto a las últimas transacciones de la jornada anterior (18.670 pesos), resultó una pérdida de valor de 0.59%, una depreciación de 11.10 centavos.

En relación a las cotizaciones al menudeo (ventanilla bancos), éstas confluyeron en niveles de 19.10 pesos por billete verde, con respecto al cierre previo de 18.95 pesos, significó un avance de 15 centavos.

Tensiones

Las tensiones en nivel global elevaron el nerviosismo en los mercados financieros, luego de que el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, sugiriera a Rusia que finalizara su relación con el régimen de Al Assad en Siria.

El presidente de EU, Donald Trump señalo en Twitter que sería bueno tener la cooperación de China para resolver el problema de Corea del Norte, aunque de no cooperar, dijo que EU tiene la capacidad de actuar solo.

El analista de Mercado de Cambios de Metanálisis, Mario Copca, mencionó que el escenario del tipo de cambio peso-dólar no presentará grandes cambios en los próximos días, pese a los eventos presentados a nivel internacional.

Mencionó que el peso mexicano podría mantener sus cotizaciones por debajo de los 18.95 pesos por billete verde, respetando el precio de resistencia de los 19 pesos.

El área de Análisis de Intercam Casa de Bolsa mencionó que desde el punto de vista de análisis técnico, la paridad peso-dólar podría alcanzar hasta un precio de 18.90 pesos en el corto plazo, con una cotización mínima de 18.50 pesos por dólar.

[email protected]