El peso recortó su retroceso semanal, ocasionado por un aumento en la aversión a los activos de riesgo. El tipo de cambio terminó las operaciones de este viernes en un nivel de 19.3990 unidades por dólar, con datos del Banco de México (Banxico). La divisa pérdió 6.15 centavos con una variación semanal de 0.31 por ciento.

El dólar-peso regresó a una zona de operación habitual por la ausencia de nueva información sobre la guerra comercial entre China y Estados Unidos. El miércoles el dólar toco su nivel más alto de la semana, con un registro máximo de 19.7474 pesos, mientras que el más bajo fue la apertura del lunes, con 19.2987 unidades.

 

El par también descendió en la última mitad de la semana apoyado en cifras optimistas sobre el comercio chino, ayer, y por datos sobre la actividad industrial y el comercio mexicanos. Espera el anuncio de política monetaria que dará el Banxico el próximo jueves, con alta posibilidad de un recorte a las tasas, que se ubican en 8.25 por ciento.

Banxico, el factor clave

Analistas aseguran que hay una posibilidad de 30% de que el Banxico anuncie un recorte. El banco central llegará a su junta mensual presionado por un entusiasmo mundial luego del primer recorte por parte de la Reserva Federal (Fed) desde 2008, al que siguieron tres más de los bancos centrales de India, Tailandia y Nueva Zelanda.

"Si el Banxico mantiene sus tasas el peso puede apreciarse en un contexto menos agitado, pero si decide tomar una postura más proactiva y baja sus tasas de interés antes de la predicción del mercado en la junta de septiembre, la divisa puede regresar a operar a niveles de 19.50 unidades", dijo Alfonso Esparza, analista de Oanda.

Sin datos económicos relevantes para los mercados la próxima semana, el peso se centrará en los aspectos locales como la decisión del banco central. Los inversionistas mantendrán la cautela ante la posibilidad de nueva información que surja desde el Twitter del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, o desde el gobierno chino. 

[email protected]