El peso mexicano registró un ligero retroceso contra el dólar este viernes. El tipo de cambio se movió al alza por una recuperación global del billete verde, tras dos días a la baja en el mercado internacional. La paridad termina la la semana en el nivel de 19.02 unidades, de acuerdo con los datos del Banco de México (Banxico).

En la comparación intradía, el peso se movió sólo 5.55 centavos o 0.29% contra su registro de ayer de 18.9645 unidades. Respecto al cierre semanal el desplazamiento fue menor, sólo 1.10 centavos por encima de su cierre del viernes pasado, de 19.0090 unidades por dólar, con una pérdida marginal de 0.05 por ciento. 

El cruce de divisas concluyó una semana estable, sin datos económicos relevantes para los mercados y con las expectativas sobre un posible recorte a las tasas de interés en Estados Unidos. Operó en un rango moderado de 21 centavos con un máximo de 19.1301 unidades, (miércoles) y un mínimo de 18.9198 (lunes).

Dólar se fortalece

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, registró una semana de avance con un cierre de 97.16 unidades. Su cierre del viernes pasado fue de 96.81 unidades. El mercado espera información sobre la relació comercial de China y Estados Unidos.

Los participantes del mercado cambiario esperan también información económica relevante para quienes esperan noticias sobre un recorte a las tasas de la Reserva Federal (Fed). El martes y el miércoles se darán a conocer cifras del mercado de vivienda y el jueves datos sobre órdenes de bienes duraderos de junio.

El viernes se presentará el dato más importante de la semana, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) estadounidense correspondiente al segundo trimestre del año. Registros inferiores a los esperados por el mercado ayudarán al peso, al aumentar las apuestas sobre el recorte de tasas estadounidenses.

El oro al contado pierde posiciones y en la última jornada de la semana retrocede -1.40% a un precio de 1,425 dólares por onza troy. El metal precioso suele comportarse como un refugio para los grandes inversionistas, en momentos en los que prevén que el dólar retroceda y cae cuando lo que se espera es una apreciación del dólar.

[email protected]