La moneda mexicana se depreció el miércoles 1.68%, según el precio final del banco central, a mínimos de ocho semanas, golpeado por crecientes temores a que el rescate financiero de Grecia no baste para evitar el contagio de una crisis fiscal en la zona euro.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso perdió 21 centavos, a 12.6865/12.6900, su mínimo desde el 04 de marzo cuando cerró en 12.7070 por dólar.

Durante la jornada, la moneda osciló entre 12.6070 y 12.7057 unidades por dólar.

La canciller alemana y el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtieron el miércoles de un eventual contagio al resto de la zona euro de la crisis griega, a menos que ésta se detenga en ese país, mientras los inversores volaban a activos seguros como el dólar y el oro.

"Todo es aversión al riesgo, la gente busca al dólar como seguro y recorta posiciones largas y no se discrimina mucho, ni en Latinoamérica, aunque como región no esté tan mal", dijo Pedro Tuesta, economista de la consultora 4Cast en Washington.

En la jornada, monedas favoritas de la región como el real brasileño se hundían hasta un 2.0 por ciento frente al dólar.

El fuerte retroceso de las últimas sesiones representaba un brusco freno a la impetuosa apreciación mostrada por la moneda local desde inicios de año.

"La excesiva cantidad de apuestas direccionales a la espera de una nivelación de esta moneda ahora parecen haberse reducido", dijo Enrique Alvarez, analista de IDEA Global en un reporte a clientes.

Durante el 2009, el peso mexicano fue una de las monedas emergentes más castigadas por los inversores en medio de la peor crisis económica del país en siete décadas, lo que generó un rezago frente a la apreciación de otras divisas.

Este año, el peso había logrado revaluarse hasta 3.43% impulsado por flujos de capitales extranjeros que apuestan por un vigoroso repunte de la economía mexicana.

"En este medio, no hay 'catch up' (nivelación) que valga", agregó Tuesta.

En su valor 24 horas, el peso perdió 21.15 centavos, a 12.6845/12.6865 por dólar, mientras que en su valor mismo día cerró, previamente, con una baja de 23.96 centavos, a 12.6714/12.6734 pesos por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operó en 12.32 para la compra y 12.77 por dólar para la venta.