El peso depreció 0.36% este viernes luego de que Estados Unidos reportó cifras mixtas sobre su desempeño económico, que sugerían a los jugadores del mercado reducir su exposición a los activos locales.

La moneda cerró en 12.6782 a la compra y 12.6807 por dólar a la venta, con una pérdida de 0.36% o 4.57 centavos frente a los 12.6350 pesos del precio de referencia del jueves.

Aunque reportes oficiales mostraron que la inflación de Estados Unidos está bajo control y que la producción industrial sigue firme, la confianza de los consumidores cayó inesperadamente en los primeros días de marzo, según un sondeo de Thomson Reuters y la Universidad de Michigan.

"No sorprende que hubiera un ajuste (en la confianza) porque los precios de la gasolina han seguido subiendo y hay una perspectiva de que no se van a regresar (caer) los precios del petróleo pronto", comentó Benito Berber, economista de Nomura Securities en Nueva York.

Para Berber, el apático desempeño del peso en esta jornada iba a tono con el de la mayoría de mercados externos y no representaba una disminución de las buenas perspectivas que los inversores tienen para la moneda.

El peso osciló entre 12.6565 y 12.6943 unidades por billete verde durante la sesión.

En su valor 24 horas, el peso cedió 4.62 centavos a 12.6762/12.6782 por dólar, mientras que en su valor mismo día cerró, previamente, con una pérdida de 0.42 centavos, a 12.6622/12.6642 por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 12.28 unidades por dólar a la compra y en 12.78 a la venta.

ros con información de Reuters