El peso mexicano se depreció el lunes 0.98%, según el precio final del Banco central, ante un fortalecimiento global del dólar, luego de renovadas preocupaciones por la crisis de deuda en la periferia del euro y de un recorte en la perspectiva de la deuda de Italia.

La moneda local retrocedió 11.36 centavos a 11.7306 pesos por dólar.

En la jornada el tipo de cambio spot osciló en un rango de 11.7070 y 11.7445 unidades por billete verde.

Fitch Ratings redujo en tres escalones la nota de la deuda griega el viernes, empujando al país a un grado todavía más bajo dentro de la escala de "bonos basura", mientras que Standard & Poor's recortó su panorama para Italia a "negativo" desde "estable" el sábado.

"Es el entorno de mayor aversión al riesgo, fortaleza del dólar contra las principales monedas y eso le pega a los mercados emergentes. El entorno en Europa no está nada claro, la gente se refugia en los bonos 'gringos'", dijo Cesar Elizalde, director de la mesa de operaciones de Banorte-Ixe.

El dólar se apreciaba contra el euro dado que un conjunto de malas noticias sobre la crisis de deuda de la zona euro golpeaba a la moneda única.

"El peso había aguantado muy bien el 11.63 (...) estamos operando dentro del rango que hemos visto", agregó Elizalde.

Operadores dijeron que el rango a cuidar sería 11.78 pesos, ya que "durmiendo arriba de este nivel, podemos ver el 11.85".

Por si fuera poco la industria manufacturera en Europa y China se frenó este mes aunque se aliviaron las presiones inflacionarias, ya que las estrictas medidas de política monetaria para controlar la inflación comenzaron a hacer efecto.