La divisa mexicana se depreció el viernes 1.73%, según el precio final del banco central, presionado por crecientes preocupaciones sobre el impacto que pudieran tener los planes fiscales de la zona euro en la economía mundial.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso perdió 13.70 centavos, a 12.5665/12.5745 por dólar.

En la jornada, la moneda osciló entre 12.5178 y 12.6650 unidades por dólar.

"Los datos que vendrán de la zona euro en la segunda mitad del año serán la clave y los mercados se están preparando para que el potencial de esos números sean decepcionantes", dijo Bertrand Delgado, economista para América Latina de Roubini Global Economics en Nueva York.

El fin de semana pasado, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional acordaron un plan de rescate para evitar una crisis de deuda en la zona euro.

Sin embargo, los participantes temen que las duras medidas de austeridad lanzadas por varios países europeos conduzcan a un crecimiento económico menor en el viejo continente.

Los inversionistas globales también están atentos al desempeño del euro, tomando su reciente caída como una señal del declive en la confianza respecto al experimento europeo de una moneda común.

"Incluso hay rumores de que algunos países quieren deslindarse del euro como su divisa", dijo un operador.

En su valor 24 horas, el peso perdió 21.15 centavos, a 12.5645/12.5665 por dólar, mientras que en su valor mismo día cerró, previamente, con una caída de 26.14 centavos, a 12.6024/12.6044 pesos por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operó en 12.24 para la compra y 12.74 por dólar para la venta.