La moneda mexicana se depreció el miércoles 1.30% según el precio final del banco central, luego de que las prohibiciones de Alemania sobre las ventas en corto al descubierto de algunos activos financieros volvieron a alimentar la aversión al riesgo.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso perdió 16.50 centavos, a 12.8730/12.8800 por dólar.

En una jornada volátil, la moneda osciló entre 12.9650 y 12.7924 unidades por dólar.

"Lo atribuyo a los comentarios de Alemania, las regulaciones adicionales siempre ponen nervioso al mercado, y al hecho de debilidad de mercados accionarios", dijo Ramón Córdova, operador de la casa de bolsa Base Internacional.

Alemania prohibió las ventas en corto -apuestas a caídas de precios de valores financieros- para combatir la especulación, a la que culpa por gran parte de la crisis de la deuda europea.

Esto provocó que los inversores teman que estas medidas puedan ser aplicadas por otros países, lo que incrementó la aversión al riesgo en los mercados globales.

"El peso está simplemente oscilando de una forma sin dirección, siguiendo un poco a las monedas europeas y bolsas", agregó Córdova.

Temprano en la jornada, la moneda llegó a perder hasta 1.51 por ciento.

En su valor 24 horas, la divisa local cedió 16.20 centavos, a 12.8710/12.8730 por dólar, mientras que en su valor mismo día cerró, previamente, con una pérdida de 32.55 centavos, a 12.9038/12.9058 pesos por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operó en 12.60 para la compra y 13.05 por dólar para la venta.