El peso mexicano se apreció el lunes un marginal de 0.13%, según el precio final del Banco central, ayudado en el alza de Wall Street y de los precios de las materias primas, pese al renovado temor global por la crisis de deuda en la zona euro luego de que Standard & Poor's rebajara la calificación crediticia de Grecia.

Standard & Poor's Ratings Services anunció este lunes que rebajó nuevamente la calificación de la deuda soberana de largo y corto plazo de Grecia a "B" y "C", desde "BB-" y "B", respectivamente.

La moneda local avanzó 1.50 centavos, a 11.6285 unidades por billete verde.

En la jornada el tipo de cambio spot osciló en un rango de 11.6228 y 11.6700 unidades por dólar.

"El mercado está muy nervioso, es una semana negativa y podríamos ver sustos en el tipo de cambio y llegar quizás a 11.72-11.73", comentó Alfredo Puig, operador de la casa de bolsa Vector.

Operadores dijeron que frente al panorama de las economías de la periferia de la zona euro, el perfil de México destaca por su adecuado nivel de endeudamiento y buena perspectiva de crecimiento económico, lo que da sustento a sus activos.

"Puede que haya repuntes de nerviosismo pero creo que el peso va a seguir firme (...) no descartamos posibles movimientos alcistas", agregó Puig.

El rango estimado por algunos operadores para esta semana se ubica entre 11.59 y 11.74 unidades por dólar.

En su valor 24 horas, la moneda mexicana avanzó 1.60 centavos, a 11.6255 por dólar, mientras que en su valor mismo día perdió 6.30 centavos, a11.6466 por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 11.35 por dólar a la compra y en 11.75 a la venta.