Al cierre del primer mes del año el peso mexicano logró borrar casi la totalidad de sus pérdidas frente al dólar estadounidense.

Registró una depreciación de 0.86%, luego de haber alcanzado una pérdida de valor de hasta 6.25% con respecto al nivel máximo alcanzado de 21.93 pesos el pasado 19 de enero.

El tipo de cambio peso-dólar presentó cotizaciones estables durante las operaciones de este martes, al finalizar en un precio de 20.8450 pesos en negociaciones al mayoreo; con respecto a las últimas transacciones de la sesión anterior (20.7760 pesos), representó una ligera depreciación de 0.19 por ciento.

Pierde terreno

El dólar estadounidense sigue perdiendo terrero frente a las divisas de países emergentes, excepto la moneda mexicana, pues los inversionistas continúan decepcionándose de la nueva administración de Estados Unidos.

El desencanto del mercado se debe a que el gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, sigue sin dar información formal sobre sus planes de gasto público y sólo ha dado muestras de proteccionismo comercial.

La política económica estadounidense será el principal determinante de la tendencia del tipo de cambio durante el presente año, debido a que influirá en las expectativas de crecimiento económico de Estados Unidos y de sus principales socios comerciales.

Relajado

El analista de mercado de cambios de MetAnálisis, Mario Copca, comentó que el escenario del peso mexicano se ve más relajado para los próximos días, con el pronóstico de mantener cotizaciones por debajo de los 21 pesos por dólar.

[email protected]